Inmóvil
16 September, 2012, 10:00 - -Blanco y negro, -Fuerza del mar, -Largas exposiciones, -Nocturnas, Citas/textos




"Cuando uno está rodeado de tinieblas, la única alternativa es permanecer inmóvil
hasta que sus ojos se acostumbren a la oscuridad."








Fragmento de Tokio Blues, Norwegian Wood (Haruki Murakami)








6 comments 6 comments »    ( 3387 views )      permalink      ( 3 / 3582 )
El silencio de las estrellas
25 July, 2012, 00:00 - -Blanco y negro, -Fuerza del mar, -Largas exposiciones, -Nocturnas, -Toque humano, -Vizcaya, Citas/textos




"Entonces voy a buscar esa película en blanco y negro que ha durado dos años. Toda una vida. Esas noches pasadas en el sofá. Lejos. Sin conseguir darme una explicación. Arañándome las mejillas, pidiendo ayuda a las estrellas. Fuera, en el balcón, fumando un cigarrillo. Siguiendo después ese humo hacia el cielo, arriba, más arriba, más aún... Allí, donde precisamente habíamos estado nosotros. Cuántas veces he nadado en ese mar nocturno, me he perdido en ese cielo azul, llevado por los efluvios del alcohol, por la esperanza de encontrarla otra vez. Arriba y abajo, sin tregua. Por Hydra, Perseo, Andrómeda... Y abajo, hasta llegar a Casiopea. La primera estrella a la derecha y después todo recto, hasta la mañana. Y otras muchas. Y a todas les preguntaba: «¿La habéis visto? Por favor... He perdido mi estrella. Mi isla, que no existe. ¿Dónde estará ahora? ¿Qué estará haciendo? ¿Con quién?» Y a mi alrededor, ese silencio de esas estrellas entrometidas. El ruido molesto de mis lágrimas agotadas. Y yo, estúpido, buscando y esperando encontrar una respuesta. Dadme un porqué, un simple porqué, cualquier porqué. Pero qué idiota. Ya se sabe. Cuando un amor se acaba se puede encontrar todo, excepto un porqué."


Tengo ganas de ti - Federico Moccia




Isla de San Nikolas (Lekeitio, Bizkaia).





add comment add comment »    ( 13404 views )      permalink      ( 3 / 11711 )
Deseo...
01 June, 2012, 08:50 - -Largas exposiciones, -Nocturnas, -Toque humano, -Texturización, Arquitectura / Escultura, -Venecia, Citas/textos



"Se puede estar convencido de querer algo -quizá durante años-, si se sabe que el deseo es irrealizable.

Pero si de pronto se encuentra uno ante la posibilidad de que ese deseo se convierta en realidad, solo se desea una cosa: no haberlo deseado."


La historia interminable de Michael Ende.



"Il Ragazzo con la Rana", escultura de Charles Ray en Venecia.






4 comments 4 comments »    ( 2959 views )      permalink      ( 3 / 5083 )
Into the..
17 May, 2012, 21:26 - -Amaneceres/atardeceres, -Blanco y negro, -Fuerza del mar, -Largas exposiciones, -Niebla, -Asturias, Citas/textos



"Hay placer en los bosques sin senderos, hay éxtasis en una costa solitaria.
Está la soledad donde nadie se inmiscuye, por el oceáno profundo y la música con su rugido:
No amo menos al hombre pero si más a la naturaleza."




Into the wild (Lord Byron)






2 comments 2 comments »    ( 2582 views )      permalink      ( 3 / 1318 )
Cómplices
01 February, 2012, 16:50 - -Bosque/montaña, -Largas exposiciones, -Nocturnas, -Vizcaya, Citas/textos




"Prefiero la Luna al Sol;
¿será quizás porque aquella se deja mirar a la cara sin dañar mis ojos insaciables?"



Porque todos hemos buscado la complicidad de esta fiel compañera compartiendo nuestras alegrías y desazones, le hemos confiado nuestros más profundos secretos sin temor a pronunciarlos en voz alta, testigo de excepción de eternas promesas con final desigual, acudes puntual a la cita para iluminar nuestros caminos.

Quiero dedicar esta imagen a quienes no temen soñar despiertos, porque es el primer paso para cumplir nuestros más anhelados deseos.

Texto Complicidad de Elchiado, un auténtico placer emplear sus palabras.





5 comments 5 comments »    ( 3129 views )      permalink      ( 3 / 20334 )
Normandia III: Omaha Beach - Cementerio americano
04 January, 2012, 07:00 - -Blanco y negro, -Largas exposiciones, -Toque humano, -Normandía



La última parada de nuestro pequeño recorrido normando fue sin duda uno de los grandes atractivos de la zona, Omaha Beach, la famosa playa del desembarco de Normandía.

Me sorprendió mucho la cantidad de restos que encontramos en la playa y nos permitió hacernos una pequeña idea de la magnitud de lo acontecido, te pone la piel de gallina encontrarte en un lugar donde tantos miles de personas perdieron la vida hace casi 70 años.
Mientras recorríamos el lugar era sencillo recordar las imágenes que tantas veces hemos visto y quizá uno de los más conocidos trabajos sobre el desembarco fue el de Robert Capa quien retrató como nadie el horror de la guerra.

A pesar de que el tiempo no dio tregua mientras estuvimos en Omaha Beach y la lluvia hacía complicado sacar la cámara, decidimos visitar uno de los múltiples museos y empaparnos un poco más si cabe de este trágico suceso.

Tras nuestra parada cultural la lluvia amainó y nos acercarnos al Cimetière américain , quizá el más conocido de los homenajes a los caídos y como era de esperar no defraudó.
Las miles de cruces blancas perfectamente alineadas hasta que se perdían a lo lejos hacía que el respeto en este lugar de descanso fuera mayor si cabe, pero como imaginaréis es un lugar tremendamente visitado y un fuerte atractivo turístico por lo que no fue muy costoso quitar esta sensación y plantar el trípode.

Hay días en los que eres consciente de que no estás inspirado fotográficamente, algo normal, pero cuando ese día lo tienes en un lugar con un gran potencial el sabor es más amargo de lo normal y reconozco que me costó horrores encontrar un encuadre que me transmitiera lo que estaba viviendo hasta que topé este árbol…
Lo rodeé en innumerables ocasiones, probé constantemente puntos de vista altos y bajos, pero siempre había algún elemento que fallaba en la composición aunque no desistí en el intento y fui persistente hasta que logré ordenar todo a mi gusto.
Tras probar diferentes tiempos de exposición y conseguir un “dibujo” en el cielo que me gustó, me quité esa sensación amarga que comentaba antes y me quedé satisfecho aunque realicé alguna fotografía más de mi agrado, esta es sin duda con la que me quedo.

Hago un paréntesis para dedicar esta fotografía a David que como lo prometido es deuda, va por ti compañero, espero que el resultado haya mejorado lo que viste.

Me hubiera gustado visitar alguno de los otros cementerios, pero no había tiempo para más y la tarde se nos echaba encima por lo que nos acercamos a la Pointe du Hoc, un acantilado de 30 metros de altura en donde se encuentran los restos de varias baterías y multitud de enormes socavones producidos por las bombas para destruirlos.
Tras visitar la zona, disfrutamos viendo desde el parking el único atardecer en el que el cielo cobró tremendo color naranja, así es la vida, no todo es captar el instante.

Para acabar el relato de esta escapada que espero os haya gustado, os dejo con algún instante de este día:




David plasmando los restos de Omaha Beach bajo la insistente lluvia.





Retratado observando las interesantes reconstrucciones en el museo sobre el desembarco.





Preciosa imagen de Javi en la que se puede ver a David en plena faena en este impresionante lugar, más si cabe con un cielo tan dramático como el que tuvimos.





Javi ayudando a David por el fuerte viento en la Punta de Hoc y como veis el tiempo dio un cambio de 180º.



Datos técnicos de mi toma:
Canon 5dII, Canon 17-40 (a 19mm, f/10, 60 segundos e ISO 100), densidad neutra 10 pasos y degradados neutros de 3 y 2 pasos.




5 comments 5 comments »    ( 11194 views )      permalink      ( 3 / 1781 )
Feliz 2012
26 December, 2011, 09:00 - -Amaneceres/atardeceres, -Blanco y negro, -Largas exposiciones, -Valencia



A todos los que visitáis este pequeño espacio quería desearos unas felices fiestas y un próspero 2012.

Un fuerte abrazo y regresaré el próximo año con la última entrega del viaje a Normandía.




7 comments 7 comments »    ( 2335 views )      permalink      ( 3 / 2684 )
Normandia II: Étretat
19 December, 2011, 16:54 - -Fuerza del mar, -Largas exposiciones, -Normandía



La segunda parada de nuestro viaje nos condujo a uno de los lugares más conocidos de la costa francesa, al pequeño pueblo de Étretat, hacia el que salimos tras hacer un poco de turismo en Saint-Michel y tras casi tres horas de camino llegamos justo para hacer un rápido reconocimiento de la zona y poder hacer un tristón atardecer en el que sin pena ni gloria nos entretuvimos con el espectáculo que nos brindaba los gigantescos acantilados de piedra blanca.

Desde la playa del pueblo de Étretat podemos acceder a dos zonas de acantilados, a mano derecha Amont cuya roca principal escenifica un elefante con la trompa hundida en el agua coronada por la preciosa capilla de Notre-Dame de la Garde y desde donde parte un agradable recorrido a pie por los acantilados.
En el lado opuesto encontramos en famoso acantilado de Aval junto a su ojo de aguja, un arco natural de más de 70 metros de altura y motivo principal de que nos encontrásemos allí.

Al día siguiente el tiempo estaba algo más que revuelto y fue imposible hacer el amanecer, pero afortunadamente la lluvia fue remitiendo y nos permitió investigar un poco más a fondo cómo acceder al mítico acantilado de Aval, cosa más sencilla de lo que parecía en un principio, ya que en bajamar podemos adentrarnos hasta una cueva que nos conecta con los acantilados y como os podéis imaginar la experiencia fue impresionante.
Una vez en la playa la sensación de magestuosidad de las enormes paredes blancas hacía que te sintieras minúsculo y si desde arriba impresionaba, desde abajo la perspectiva cambiaba totalmente y hacía más bello si cabe el lugar.
A pesar de que la sesión se desarrolló al mediodía, un voluminoso cielo nublado hizo que pudiésemos trabajar con una suave luz y tremendamente agradable, perfecto para las largas exposiciones.
Sin entretenernos demasiado fuimos recorriendo la playa hasta el otro extremo en donde se encuentra Manneporte, un descomunal arco sobre el que se puede pasar, pero por temor a la subida de la marea nos quedamos en este punto y menos mal porque cuando regresamos el agua llegaba casi a los gemelos.

Tras un atardecer en el que el cielo cobró un leve tono cálido y el fortísimo viento hacía muy peligro asomarse a los acantilados, volvimos a la playa de Étretat para tratar de tomar el ojo de aguja desde otra perspectiva y en este lugar se nos echó la noche encima.
Íbamos con la intención de hacer alguna nocturna, pero por si alguien está interesado en este tema, todos los arcos están iluminados por unos potentísimos focos y al menos durante el tiempo que estuvimos allí no se apagaron a ninguna hora por lo que al menos a nosotros nos resultó imposible.

Otra vez más recopilo fotografías de los tres y os muestro de forma más gráfica nuestro paso por este precioso lugar:



David durante el primer atardecer jugándose el tipo al borde del risco.




Una rápida foto de grupo bajo Manneporte. De derecha a izquierda: Javi, David y yo.




Recogiendo el equipo David y yo en el acantilado de Aval antes de irnos, al fondo y entre las cabezas se puede apreciar la boca de la cueva por la que se accede.




David me pilló desprevenido mientras captaba el ojo de aguja desde lo alto de Manneporte.




En esta ocasión no nos pudimos acercar tanto al acantilado como el día anterior debido al fuerte viento.




David captado por Javi mientras el cielo se abría y nos brindaba con un breve instante de color.



Y los datos técnicos de mi toma:
Canon 5d MkII, Canon 17-40 (a 17mm, f/8, 30 segundos e ISO 100), densidad neutra B+W de 10 pasos y degradado neutro Hi-tech de 3 pasos.




2 comments 2 comments »    ( 17269 views )      permalink      ( 3 / 11896 )

<<First <Back | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 | 13 | Next> Last>>