La magia de las cascadas
30 November, 2009, 13:55 - -Cascadas/ríos, -Largas exposiciones, -La Rioja
Uno de los elementos que más juego nos pueden dar en el bosque son las cascadas, siempre cambiantes y tremendamente atractivas desde el punto de vista fotográfico.

En esta ocasión, la excursión partió de Javier Alonso y nos llevó a La Rioja, muy cerquita de Soria. Salimos muy pronto para llegar a una hora prudencial y cuando estábamos todavía en el coche el amanecer nos brindó un cielo con una amplia gana tonal que parecía no acabar nunca, tal vez sea porque al no tener la cámara entre las manos pudimos degustar el momento de una manera más sosegada de lo habitual.

La predicción meteorológica para ese día era claramente desfavorable para fotografías de río, aunque íbamos con tantas ganas de hacer fotos que sabíamos que algo conseguiríamos llevarnos.
La primera parte del río era amplia y muy expuesta a la inminente salida del sol, por lo que las fotos que saqué en ese tramo no son gran cosa. A medida que íbamos subiendo el tramo del río se hacía más angosto y propicio para las fotos, ya que multitud de partes quedaban en la penumbra y cerrando un poco los encuadres se podía trabajar.

En la parte alta del curso del río, fue cuando la cosa se puso interesante...una cascada en el fondo, una charca que hacía efecto espejo, unas ramas que enmarcaban la escena y unas curiosas piedras que asomaban por el lateral...¿el resultado? Este que os muestro:



Canon 5d MarkII, Canon 70-200 2.8 (a 110mm, f/11, 2.5 segundos e ISO 100), polarizador y trípode.

Como me gustó tanto el lugar, quise repetir la toma pero desde una posición más retrasada, restándole protagonismo y acentuando un pequeño salto de agua cercano. Personalmente esta toma me gusta más, aunque a nivel compositivo es algo más típica.



Canon 5d MarkII, Canon 17-40 (a 30mm, f/11, 2.5 segundos e ISO 100), polarizador y trípode.

En este idílico lugar paramos a comer y nos sirvió para recuperar fuerzas, aunque no estuvimos mucho tiempo parados para seguir aprovechando la jornada. El sol hacía casi imposible fotografiar en la zona en la que nos encontrábamos y el instinto de Javi nos llevó a una zona sombría en la que encontramos lo más interesante hasta el momento.

Una gran charca llena de hojas haciendo una enorme circunferencia debido a la corriente...me impresionó, aposté el trípode en la orilla esperando que unos molestos rayos del sol desaparecieran...esperé y esperé, mucho tiempo, no había manera!! Probé hasta tapar con el cuerpo las zonas iluminadas, un espectáculo más interesante que la cascada, subido a unas rocas con el windstopper abierto a modo de murciélago...menos mal que Javi no me grabó en video, sino mi carrera estaría arruinada!!!

Mi paciencia parecía elástica como un chicle, estaba allí postrado esperando a que se ocultara el sol a sabiendas que me perdía cosas y como no se quitaba me quedé con esta toma, la zona iluminada coincidía con el inicio de la circunferencia de las hojas y a pesar de que me hubiera gustado realizarla sin ella, creo que enfatiza la entrada en la fotografía.



Canon 5d MarkII, Canon 17-40 (a 30mm, f/22, 60 segundos e ISO 50), polarizador y trípode.

Quise realizar una segunda toma, con un encuadre más cerrado y algo más artística...



Canon 5d MarkII, Canon 70-200 2.8 (a 70mm, f/22, 130 segundos e ISO 50), polarizador y trípode.

Muy cerca de allí, otra cascada y otro remolino captaron mi atención. Me gustó la composición y realicé tanto un encuadre vertical desde un lateral, como uno horizontal desde el lado opuesto...esta segunda me parece más original y con unas líneas más depuradas.
Por si alguien se ha fijado, a medio fondo había una largo tronco que cruzaba de lado a lado, la profundidad era de vértigo, daba respeto ponerse a ras porque el suelo era resbaladizo y un descuido podría ser fatal.



Canon 5d MarkII, Canon 17-40 (a 22mm, f/11, 30 segundos e ISO 50), polarizador y trípode.

Dejamos esta zona para retomar la anterior, más conocida y común. En la parte “turística” los encuadres salían solos, pero eliminar los reflejos del agua era prácticamente imposible por lo que lamentablemente dejé por imposible esta zona.
Bajando por el río, Javi me llevó a la cascada más grande de cuantas vimos, la había visitado en el pasado y los 27mm reales de su equipo le habían impedido realizar la toma, por lo que amablemente me cedió esa foto que tenía en la cabeza...así que es más suya que mía.
Además una pequeña zona del primer plano estaba seca, me echó una mano y la humedeció para que resultara homogéneo el primer plano...así da gusto!!



Canon 5d MarkII, Canon 17-40 (a 21mm, f/11, 10 segundos e ISO 100), polarizador y trípode.

Al no poder volver por donde habíamos bajado tuvimos que subir por la escarpada ladera y ya arriba la luz ambiente era casi nula. Llegamos al coche completamente de noche tras estar todo el día con el equipo a cuestas, el cansancio era tremendo.

Os pongo una foto de making off que me hizo Javi, un posado con una postura lejos de la realidad, ya que en la mayoría de ocasiones empleamos un punto de vista bajo y tenemos que estar en cuclillas o haciendo equilibrios entre las piedras.



Esto me ha recordado que tengo pendiente enviarle las fotos que le hice a él!!! Ya lo siento Javi!!



8 comments 8 comments »    ( 1478 views )      permalink      ( 3 / 576 )

| 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 |