¿Verano?
06 September, 2011, 16:10 - -Bosque/montaña, -Cascadas/ríos, -Niebla, -Vizcaya
Como ya comenté en la entrada Día de verano lluvioso en Saturrarán, el verano en el norte está siendo climatológicamente adverso y el mes de Agosto ha seguido una línea similar al de Julio, lo que nos ha propiciado tener un bosque que poco tiene que ver con estas fechas.

Aquellos que me sigáis en Facebook habréis visto alguna de las salidas en directo, un bosque repleto de niebla casi siempre bajo la lluvia, rodeado de bellos ejemplares y sorprendiéndonos siempre antes los tesoros que oculta en su interior.

Quizá el otoño y el invierno se hagan largos pero poder disfrutar de estos instantes hace que la falta de sol esté recompensada; Os dejo una fotografía tomada a finales de Agosto.






5 comments 5 comments »    ( 5187 views )      permalink      ( 3 / 3713 )
Agua en Las Bárdenas
10 August, 2011, 22:21 - -Blanco y negro, -Bosque/montaña, -Cascadas/ríos, -Largas exposiciones, -Navarra



Canon 5d MkII, Canon 70-200 2.8 (a 78mm, f/8, 30segundos e ISO 100), densidad neutra de 10 pasos y degradado neutro de 3 pasos.



4 comments 4 comments »    ( 2578 views )      permalink      ( 3 / 3091 )
Instantes que mueren
30 March, 2011, 10:50 - -Blanco y negro, -Bosque/montaña, -Cascadas/ríos, -Largas exposiciones, -Vizcaya, Citas/textos
Hace tiempo leí una frase en el blog de mi amiga Ana, perteneciente al escritor Muriel Barbery recogida en “La elegancia del erizo”, que decía lo siguiente:

“Quizá estar vivo sea esto: perseguir instantes que mueren...”


Y tal vez sea cierto que esa es la esencia de la vida, perseguir momentos que tienen fecha de caducidad y que pasan por delante de nosotros de forma efímera, los cuáles posiblemente nunca volvamos a ver o sentir pero que quedarán grabados en nuestras retinas y corazón.






6 comments 6 comments »    ( 3032 views )      permalink      ( 3 / 3374 )
Love in black and white
05 November, 2010, 19:25 - -Blanco y negro, -Bosque/montaña, -Cascadas/ríos, -Largas exposiciones, -Texturización, -Burgos, Citas/textos



"When the morning chases away the fog
I´ll discover the mountain where you live

When I can no longer see my reflection in the water
I´ll follow the current under the bridge

Don´t despair, for everything moves slowly here

Wait for me in my favorite color
I´ll arrive before I´m covered with the night

When we meet
You´ll understand everything"




Uno de los poemas del libro Love in black and white del fotógrafo Michael Kenna y la escritora Bianca Rossini, de los más especiales y bonitos que han caído en mis manos, repleto de magníficas fotografías perfectamente fusionadas con bellos poemas de amor.

Invita a soñar despierto, volver a creer en los cuentos de princesas y genios, y no perder nunca la ilusión de encontrar a esa persona que nos está esperando "en nuestro color favorito".







add comment add comment »    ( 295 views )      permalink      ( 3 / 3450 )
La soberbia del árbol
24 February, 2010, 08:00 - -Blanco y negro, -Bosque/montaña, -Cascadas/ríos, -Largas exposiciones, -Niebla, -Vizcaya, Citas/textos
Dicen que hace muchísimo tiempo a los árboles no se les caían las hojas Y sucedió que un anciano iba vagando por el mundo desde joven, su propósito era conocerlo todo. Al final estaba muy pero que muy cansado de subir y bajar montañas atravesar ríos, praderas y andar y andar

De manera que decidió subir a la más alta montaña del mundo, desde donde, quizás, podría ver y conocerlo todo antes de morir.

Lo malo es que la montaña era tan alta que para llegar a la cumbre había que atravesar las nubes y subir más alto que ellas. Tan alta que casi podía tocar la luna con la mano extendida.

Pero al llegar a lo más alto, comprobó que solo podía distinguir un mar de nubes por debajo suyo y no el mundo que deseaba conocer.

Resignado decidió descansar un poco antes de continuar con su viaje.

Siguió andando hasta que encontró un árbol gigantesco. Al sentarse a su gran sombra no pudo menos que exclamar:
-¡Los dioses deben protegerte, pues ni la ventisca ni el huracán han podido abatir tu grandioso tronco ni arrancar una sola de tus hojas!
-Ni mucho menos, -contestó el árbol sacudiendo sus ramas con altivez y produciendo un gran escándalo con el sonido de sus hojas-, el maligno viento no es amigo de nadie, ni perdona a nadie, lo que ocurre es que yo soy más fuerte y hermoso. El viento se detiene asustado ante mí, no sea que me enfade con él y lo castigue, sabe bien que nada puede contra mí.
El anciano se levantó y se marchó, indignado de que algo tan bello pudiese ser tan necio como lo era ese árbol.

Al rato el cielo se oscureció y la tierra parecía temblar
Apareció el viento en persona: -¿Qué tal arbolito? -rugió el viento-, así que no soy lo bastante potente para ti, y te tengo miedo? ¡Ja, ja, ja!
Al sonido de su risa todos los arboles del bosque se inclinaron atemorizados.
-Has de saber que si hasta ahora te he dejado en paz ha sido porque das sombra y cobijo al caminante, ¿No lo sabías?
-No, no lo sabía.
-Pues mañana a la luz del sol tendrás tu castigo, para que todos vean lo que les ocurre a los soberbios, ingratos y necios.
-Perdón, ten piedad, no lo haré más.
-¡Ja, ja, ja, de eso estoy seguro, ja, ja ja!

Mientras transcurría la noche el árbol meditaba sobre la terrible venganza del viento. Hasta que se le ocurrió un remedio que quizás le permitiese sobrevivir a la cólera del viento.
Se despojó de todas sus hojas y flores. De manera que a la salida del sol, en vez de un árbol magnífico, rey de los bosques, el viento encontró un miserable tronco, mutilado y desnudo.

Al verlo, el viento se echó a reír, cuando pudo parar le dijo así al árbol:
-En verdad que ahora ofreces un espectáculo triste y grotesco. Yo no hubiese sido tan cruel, que mayor venganza para el orgullo que la que tu mismo te has infringido, de ahora en adelante, todos los años tu y tus descendientes, que no quisisteis inclinaros ante mi, recuperarás esta facha, para que nunca olvidéis que no se debe ser necio y orgulloso.

Por eso los descendientes de aquel antiguo árbol pierden las hojas en otoño. Para que nunca olviden que nada es más fuerte que el viento.



(La soberbia del árbol, leyenda tibetana)



4 comments 4 comments »    ( 2378 views )      permalink      ( 3 / 632 )
La primera nevada de la temporada
19 February, 2010, 07:45 - -Bosque/montaña, -Cascadas/ríos, -Nieve, -Vizcaya
Suelo decir que no sé que tendrá la nieve que me fascina tanto...¿será lo poco rodado que estoy en este terreno? ¿o que quizá transforma un paisaje anodino en un mágico rincón? No lo sé...

Este invierno ha traído varias nevadas pero esta que os muestro es la primera de la temporada, tal vez la que más ilusión hace por la novedad, pero reconozco que la última (fin de semana pasado) ha sido la más especial, tal vez por la fluidez de las fotografías y por el resultado, que en su debido momento mostraré.

Todos las personas tenemos nuestra etapa en la vida, predilecciones más o menos variantes que se apoderan de nosotros por determinados aspectos que van formando nuestra personalidad.
En una de esas etapas anteriores, la composición con el mayor número de elementos me fascinaba....¡¡intentar ordenarlos y buscar líneas compositivas suponía todo un reto!!
Ahora el reto radica en componer con mi imaginación y....la nada!!! El menor número de elementos, objetos lo más aislados posibles, con mucho aire por los lados...pero siempre digo lo mismo..."no rechaces de antemano nada, el propio paisaje te pedirá una cosa u otra, escucha lo que te dice".

Encontrar compañeros de viaje que se encuentren en una etapa cercana suele ser complicado, pero esta vez Javier Alonso tenía unas inquietudes similares e íbamos buscando lo mismo, por lo que aprovechando mi último día vacacional del 2009 y la primera nevada de la temporada nos dirigimos a nuestro inagotable recurso fotográfico...el Gorbea.

Las nevadas habían sido fuertes por lo que teníamos el temor de si la larga pista de casi diez kilómetros que unen el pueblo de Areatza con Pagomakurre estaría practicable o no. Aproximadamente por la mitad del recorrido la postal cambió de color, tornándose de un blanco que nos aportaba buen humor y poca tranquilidad al volante...pero despacito y con buena letra, el coche consiguió subir a través de una tímidas rodadas entre la nieve.

La subida a pie de casi tres cuartos de hora se hizo muy amena, tal vez porque la costumbre sea subir en soledad, pero esta vez nos sirvió para desmenuzar lo que cada uno iba buscando ese día.

Una vez en la campa de Arraba, por la cuál había pasado tantas veces y en pocas ocasiones me había detenido, cada uno tomó rumbos distintos...
Mi primera tentativa fue un encuadré un poco típico, una sección helada de riachuelo en la cuál una circunferencia había tomado protagonismo, me serviría para ir entrando en calor fotográfico.

La foto en cuestión no fue del todo sencilla, ya que encontrar el punto exacto para encuadrar los árboles del fondo me supuso meterme en mitad del río....el cienagoso lodo hacía efecto ventosa, lo que complicaba más aún el moverme a través del río...



Canon 5d MarkII, Canon 24-70 (a 66mm, f/11, 1/10 seg. e ISO 100), degradado neutro de 3 pasos y trípode.

En la otra orilla me esperaba un pequeño árbol al que miraba de reojo mientras terminaba de realizar la foto del riachuelo.
Como he dicho antes, era un día de experimentación, de jugar y de disfrutar...la forma del arbolito me había gustado mucho, y el estar junto a una colina llena de nieve en cierta medida le daba un aspecto de estar flotando en medio de la nada, pero quería potenciar más aún esa sensación, por lo que opté por sobreexponer la imagen lo justo para no perder el detalle de las ramas.



Canon 5d MarkII, Canon 70-200 2.8 (a 135mm, f/11, 1/50 seg. e ISO 100) y trípode.


Ya reunidos, estuvimos un rato intercambiando opiniones sobre las fotos hechas mientras avanzábamos...pero a lo lejos vi un tronco con una abertura que llamaba mi atención...me fui derecho a él y al llegar no me defraudó en absoluto!!
Necesitaba un punto de vista lo más bajo posible, a ras de suelo, por lo que abandoné el trípode y me tiré en suelo bocabajo...mi primera opción fue enmarcar la foto con el árbol del primer plano y si soléis seguir el blog es la foto que utilicé para felicitar el año , pero tras más de dos meses viéndolas me quedo con esta segunda toma.



Canon 5d MarkII, Canon 17-40 (a 21mm, f/11, 1/100 seg. e ISO 100).

De todos los árboles de esta famosa campa, uno que está junto a la senda que sube hacia Eguiriñao es quizá el más fotografiado y característico del lugar.
El tronco doble es su distintivo y al estar aislado al resto de árboles resulta muy sencillo de fotografiar. En esta ocasión decidí aprovechar las nubes que surcaban el cielo a gran velocidad y empear un densidad neutra para maximizar el tiempo de exposición y conseguir el mayor movimiento posible.



Canon 5d MarkII, Canon 17-40 (a 30mm, f/22, 30 seg. e ISO 50), ND9, degradados neutros de 3 y 1 paso y trípode.


Decidimos subir al hayedo de Eguiriñao pero quizá fruto del cansancio fotográfico que llevábamos no encontramos inspiración allí, así que optamos por comer el bocadillo y de postre un Nesquik calentito!!

En total siete horas en la nieve que nos dejaron un par de días bastante tocados físicamente, pero que sin duda mereció la pena.

Como siempre me decís que ponga algún making off, os dejo con una foto por cortesía de Javi.





10 comments 10 comments »    ( 2108 views )      permalink      ( 3 / 607 )
Goteo de agua
22 January, 2010, 13:31 - -Blanco y negro, -Cascadas/ríos, -Largas exposiciones, -Vizcaya, Citas/textos
Lo que yo siento por ti, es amor
Ganas que me hace nutrir el corazón
droga que me hace inmune ante el dolor
gotas de agua dulce, rayo de sol


Gotas de agua dulce, Juanes.



Desde que creé la web monocromática, [ Monochrome Project ] , mi intención ha sido dejar este blog para las fotografías en color, pero antes de despedirme hasta la próxima semana me gustaría postear en paralelo y desearos un buen fin de semana.

Un abrazo y gracias por pasaros.



3 comments 3 comments »    ( 2628 views )      permalink      ( 3 / 520 )
Reflejos en Los Barruecos
29 December, 2009, 14:06 - -Amaneceres/atardeceres, -Cascadas/ríos, -Largas exposiciones, -Nocturnas, -Talleres, -Extremadura
Tras mi corta pero intensa estancia en Río Tinto, me dirigí a Malpartida de Cáceres y la mayoría de vosotros os preguntaréis qué hay allí. Al lado de este pueblo extremeño se hallan Los Barruecos, un monumento natural con gran riqueza en flora, fauna y geología.

La apariencia de este lugar es realmente extraña, grandes masas de granito erosionadas hasta obtener curiosas formas junto a charcas fruto del represamiento del río y muchas aves, forman este extraño paraje.

Rosa Isabel Vázquez y Jose Antonio Fernández , buenos amigos y estupendos profesores, impartieron un taller fotográfico en este lugar y fue la excusa perfecta para conocerlo.

Antes del taller, tuve una primera toma de contacto junto con los amigos y el panorama fue poco alentador....tremendamente complicado por el gran número de elementos compositivos y la gran dificultada para aislarlos.
Para que os hagáis una idea del lugar, os pongo una imagen de esa jornada de contacto a pesar de que no es de mi total agrado.



Canon 5d MarkII, Canon 17-40 (a 17mm, f/11, 2 segundos e ISO 100), trípode, degradado neutro de 2 pasos y degradado neutro inverso de 3 pasos.

El momento crucial del taller fue la charla sobre distintos fotógrafos, un enorme estímulo visual que me sirvió para ir en la dirección que hacía tiempo estaba buscando, un camino libre de imposiciones y enorme flexibilidad con la única meta de mostrar mi visión personal dejando a un lado las reglas que con tanto esmero nos imponen.

Tras un atardecer sin ápice de color, el crepúsculo se iba acercando y fue entonces cuando decidí empezar a jugar...el efecto espejo fue el entretenimiento.
Es curioso cómo lo más simple es lo más efectivo, una composición monocromática con el horizonte casi en medio, buscando la simetría que el reflejo del agua me aportaba...



Canon 5d MarkII, Canon 17-40 (a 17mm, f/11, 4 segundos e ISO 100), trípode y degradado neutro inverso de 3 pasos.

Tras esta toma la luz era prácticamente nula y me percaté que las luces del pueblo estaban tiñendo parte del cielo, por lo que modifiqué un poco el encuadre para intentar captar parte de este colorido.
Al ser una exposición larga, los trazos del cielo se emborronaron algo más que en la primera toma y cuando terminé la exposición ya no se veía absolutamente nada...una vez más la incertidumbre de si me había quedado corto de luz me embargaba, pero el hotel respiré aliviado al ver el histograma.



Canon 5d MarkII, Canon 17-40 (a 17mm, f/5.6, 195 segundos e ISO 400), trípode y degradado neutro inverso de 3 pasos.

Espero mostraros más imágenes del lugar, porque realmente así lo merece...




9 comments 9 comments »    ( 2311 views )      permalink      ( 3 / 620 )

| 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | Next> Last>>