La primera nevada de la temporada
19 February, 2010, 07:45 - -Bosque/montaña, -Cascadas/ríos, -Nieve, -Vizcaya
Suelo decir que no sé que tendrá la nieve que me fascina tanto...¿será lo poco rodado que estoy en este terreno? ¿o que quizá transforma un paisaje anodino en un mágico rincón? No lo sé...

Este invierno ha traído varias nevadas pero esta que os muestro es la primera de la temporada, tal vez la que más ilusión hace por la novedad, pero reconozco que la última (fin de semana pasado) ha sido la más especial, tal vez por la fluidez de las fotografías y por el resultado, que en su debido momento mostraré.

Todos las personas tenemos nuestra etapa en la vida, predilecciones más o menos variantes que se apoderan de nosotros por determinados aspectos que van formando nuestra personalidad.
En una de esas etapas anteriores, la composición con el mayor número de elementos me fascinaba....¡¡intentar ordenarlos y buscar líneas compositivas suponía todo un reto!!
Ahora el reto radica en componer con mi imaginación y....la nada!!! El menor número de elementos, objetos lo más aislados posibles, con mucho aire por los lados...pero siempre digo lo mismo..."no rechaces de antemano nada, el propio paisaje te pedirá una cosa u otra, escucha lo que te dice".

Encontrar compañeros de viaje que se encuentren en una etapa cercana suele ser complicado, pero esta vez Javier Alonso tenía unas inquietudes similares e íbamos buscando lo mismo, por lo que aprovechando mi último día vacacional del 2009 y la primera nevada de la temporada nos dirigimos a nuestro inagotable recurso fotográfico...el Gorbea.

Las nevadas habían sido fuertes por lo que teníamos el temor de si la larga pista de casi diez kilómetros que unen el pueblo de Areatza con Pagomakurre estaría practicable o no. Aproximadamente por la mitad del recorrido la postal cambió de color, tornándose de un blanco que nos aportaba buen humor y poca tranquilidad al volante...pero despacito y con buena letra, el coche consiguió subir a través de una tímidas rodadas entre la nieve.

La subida a pie de casi tres cuartos de hora se hizo muy amena, tal vez porque la costumbre sea subir en soledad, pero esta vez nos sirvió para desmenuzar lo que cada uno iba buscando ese día.

Una vez en la campa de Arraba, por la cuál había pasado tantas veces y en pocas ocasiones me había detenido, cada uno tomó rumbos distintos...
Mi primera tentativa fue un encuadré un poco típico, una sección helada de riachuelo en la cuál una circunferencia había tomado protagonismo, me serviría para ir entrando en calor fotográfico.

La foto en cuestión no fue del todo sencilla, ya que encontrar el punto exacto para encuadrar los árboles del fondo me supuso meterme en mitad del río....el cienagoso lodo hacía efecto ventosa, lo que complicaba más aún el moverme a través del río...



Canon 5d MarkII, Canon 24-70 (a 66mm, f/11, 1/10 seg. e ISO 100), degradado neutro de 3 pasos y trípode.

En la otra orilla me esperaba un pequeño árbol al que miraba de reojo mientras terminaba de realizar la foto del riachuelo.
Como he dicho antes, era un día de experimentación, de jugar y de disfrutar...la forma del arbolito me había gustado mucho, y el estar junto a una colina llena de nieve en cierta medida le daba un aspecto de estar flotando en medio de la nada, pero quería potenciar más aún esa sensación, por lo que opté por sobreexponer la imagen lo justo para no perder el detalle de las ramas.



Canon 5d MarkII, Canon 70-200 2.8 (a 135mm, f/11, 1/50 seg. e ISO 100) y trípode.


Ya reunidos, estuvimos un rato intercambiando opiniones sobre las fotos hechas mientras avanzábamos...pero a lo lejos vi un tronco con una abertura que llamaba mi atención...me fui derecho a él y al llegar no me defraudó en absoluto!!
Necesitaba un punto de vista lo más bajo posible, a ras de suelo, por lo que abandoné el trípode y me tiré en suelo bocabajo...mi primera opción fue enmarcar la foto con el árbol del primer plano y si soléis seguir el blog es la foto que utilicé para felicitar el año , pero tras más de dos meses viéndolas me quedo con esta segunda toma.



Canon 5d MarkII, Canon 17-40 (a 21mm, f/11, 1/100 seg. e ISO 100).

De todos los árboles de esta famosa campa, uno que está junto a la senda que sube hacia Eguiriñao es quizá el más fotografiado y característico del lugar.
El tronco doble es su distintivo y al estar aislado al resto de árboles resulta muy sencillo de fotografiar. En esta ocasión decidí aprovechar las nubes que surcaban el cielo a gran velocidad y empear un densidad neutra para maximizar el tiempo de exposición y conseguir el mayor movimiento posible.



Canon 5d MarkII, Canon 17-40 (a 30mm, f/22, 30 seg. e ISO 50), ND9, degradados neutros de 3 y 1 paso y trípode.


Decidimos subir al hayedo de Eguiriñao pero quizá fruto del cansancio fotográfico que llevábamos no encontramos inspiración allí, así que optamos por comer el bocadillo y de postre un Nesquik calentito!!

En total siete horas en la nieve que nos dejaron un par de días bastante tocados físicamente, pero que sin duda mereció la pena.

Como siempre me decís que ponga algún making off, os dejo con una foto por cortesía de Javi.





10 comments 10 comments »    ( 2631 views )      permalink      ( 3 / 2402 )

<<First <Back | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | 30 | 31 | 32 | Next> Last>>