El hombre del túnel
12 April, 2010, 07:45 - -Toque humano, Arquitectura / Escultura, -Cantabria, Citas/textos
Avanzaba a trompicones durante lo que me parecieron horas, días enteros, palpando las húmedas paredes de esa angosta cavidad sumida en la más profunda oscuridad sin saber a dónde iba, desorientado, con esperanza de dar con el camino correcto de aquellos interminables pasadizos que se ramificaban cada pocos metros.

El nerviosismo y la histeria aumentaban a cada paso, la extenuación y el pánico hacían que las piernas se volvieran temblorosas y descoordinadas bajo un irregular suelo que en más de una ocasión me llevó a desplomarme y magullar mis maltrechas rodillas, pero el dolor y el escozor que emanaba de ellas era algo secundario, no había tiempo para lloros ni lamentaciones, la prioridad no era esa...había que seguir avanzando...

El recuerdo de cómo y por qué comenzaba a emborronarse, los pensamientos no estaban claros pero sí le recuerdo a él, el causante de esta situación, la ira recorría mi cuerpo y era consciente de cómo se me aceleraba el corazón al visualizar su angulosa y huesuda cara...¿Por qué yo? ¿Era realmente una casualidad o era fruto de una meticulosa planificación? La paranoia comenzó a brotar, las piezas iban encajando torpemente, tal vez esa fuera la respuesta, aquella tarde de verano de hace dos lejanos meses...

Un nuevo tropezón frenó en seco mis elucubraciones, esta fue la gota que colmó el vaso, tendido en el suelo las lágrimas comenzaron a recorrer mis mejillas; cada vez era más consciente de que ese sería el último lugar que vería...tras tomarme un tiempo para desahogarme, nuevamente me puse en pie.

Tal vez fuera un delirio, pero percibía un ambiente más limpio, menos cargado, como si la salida estuviera cerca...tras más de una decena de pasos un ápice de luz se vislumbraba en aquel pasadizo infinito, nuevamente el corazón se aceleró, el pausado ritmo de mi caminar se tornó en carrera avanzando ágilmente hacia la luz...los ojos no eran capaces de asimilar la ingente cantidad de luz del fondo de la galería tras tanto tiempo en la más absoluta negrura.

Poco a poco comenzaba a distinguir los detalles de los pedregosos pasillos que había recorrido durante horas, días...el túnel descendía ligeramente, me impedía ver de dónde provenía aquel resplandor, seguí andando hasta que por fin vi aquello que llevaba tanto tiempo ansiando, la salida.

Estaba cerca, las lágrimas humedecían mis ojos y entorpecían la visión, cien metros me separaban de la libertad...de repente frené en seco, todo mi cuerpo se estremeció, una sensación de frío me invadió...me quedé paralizado al discernir una figura humana entre la luz, envuelta en lo que parecía un halo místico, pero no era eso lo que sentía.

De pronto dio un paso hacia mí y fue entonces cuando le reconocí; era él, el hombre de cara huesuda y angulosa...el cerebro me ordenaba correr pero las piernas no respondían; se acercaba a mí...no quería volver a las tinieblas, pero no había más remedio, sin duda prefería eso a estar frente a él.

Volví a adentrarme en las entrañas de su morada, el único sonido que alcanzaba a escuchar era el de sus lentas pisadas tras de mí, una nueva sensación me embargó...una enorme frustración, casi pude tocar con las yemas de los dedos la escapatoria.

Nunca creí que iba a apresurarme para volver adentro...noté su presencia, estaba realmente cerca, pero ni siquiera quería girar la cabeza, de nada serviría, era cuestión de tiempo que todo llegara a su fin...




Espero que os guste el pequeño relato que he escrito especialmente para esta fotografía, ya que creo que así lo merece y en vista a algún comentario, aclarar que no es un HDR, montaje o similar...es fruto de muchas carreras y del rango dinámico de la 5d MKII.



14 comments 14 comments »    ( 2447 views )      permalink      ( 3 / 2942 )
Sopla el viento...
06 April, 2010, 07:55 - -Blanco y negro, -Bosque/montaña, -Largas exposiciones, -Vizcaya, Citas/textos


Sopla el viento y yo revuelto, enredado
enganchado hasta los huesos.
Unido y separado,
la soledad de una pareja se asemeja
a la tristeza de quien vive desolado.
Somos dos que son uno, o soy uno separado?
La hierva se despeina en el prado,
follaje desordenado.
Ni contigo ni sin ti, añoranza por discutir.
El sentir que estas aquí, el abrazo a medio camino.
Te necesito tanto que lo olvido,
Siempre estas conmigo.
Te echaré de menos el día menos pensado
hasta entonces
Sopla el viento y yo revuelto, enredado
enganchado hasta los huesos.
A tu lado.




Txema Pinedo (Versos Descolocados)



5 comments 5 comments »    ( 2730 views )      permalink      ( 3.1 / 866 )
Dos pasos
29 March, 2010, 07:47 - -Blanco y negro, -Bosque/montaña, -Niebla, -Nieve, -Toque humano, -Vizcaya, Citas/textos


Desubicado, camino difuminado.
Pasos helados hacia un futuro desolado.
Donde no hay nada mas allá
Que se puede desear.
Si me gritan ya no escucho
Si me avisan no voy a estar
Si alguien me recuerda…
Pienso iluso.
No me van a recordar.
Faltan solo ya dos pasos
Para desaparecer,
Me llevo el fracaso
Y el buen hacer.
Unos bolsillos llenos de espacio
Y un deseo escaso.
Volver.


Txema Pinedo (visitad su nuevo blog, Versos Descolocados)



9 comments 9 comments »    ( 2069 views )      permalink      ( 3 / 2047 )
Una bonita fusión
22 March, 2010, 07:59 - -Blanco y negro, -Bosque/montaña, -Niebla, -Nieve, -Vizcaya, Citas/textos
Siempre digo que lo mío es la fotografía no la prosa, aunque reconozco que últimamente he mejorado en este aspecto no es algo innato en mí, hay personas que tienen la facilidad para redactar, palabras salidas desde el fondo del corazón y tremendamente emotivas.

Hoy comienza una colaboración que sin duda os gustará, algo especial y que llevaba tiempo buscando...una forma de ponerle palabras a las sentimientos que producen las fotografías.

"Pie de foto" así lo llama mi amigo Txema Pinedo , el autor de los textos, pero es mucho más que eso, es complementar un arte con otro, una forma de describir las sensaciones y otorgarle aún más un toque abstracto y surrealista.

La facilidad que tiene para escribir es pasmosa, fluye instantáneamente...os invito a visitar su rinconcito en el Facebook, Versos Descolocados .

Os dejo con la primera de las que seguro serán muchas más...

Una brecha de agua fresca.
Improvisado camino mojado.
Veo en blanco a cada lado.
Una imagen congelada en mi retina acristalada
No siento mis sentidos
No camino por el camino
No nieva sobre la nieve
Si me empeño nunca atino.
Caminante no hay mas vino
Es un río de agua helada.
Pienso en blanco y el espanto
No me hace sentir nada.
Quieto, inmóvil,
Como el árbol arrogante,
Con los dedos como ramas
Con los brazos escarchados
Con aliento que me envuelve
convirtiéndome a su vez,
En un ser difuminado.






6 comments 6 comments »    ( 2086 views )      permalink      ( 3.1 / 241 )
La puerta blanca, contemplando la luz
08 March, 2010, 07:54 - -Bosque/montaña, -Niebla, -Nieve, -Vizcaya, Citas/textos
En un día invernal, de esos que una densa neblina cubre nuestras ciudades, salí a dar un paseo por la montaña. El lugar elegido debía ser de fácil acceso ante el temor de circular por carreteras de montaña nevadas y sin la seguridad de que el quitanieves lo incluyera entre sus prioridades matinales.

La transición al blanco es sosegada, pudiendo degustar todos los matices y detalles que se nos van presentando, hasta que de repente eres consciente de que estás inmerso en la típica postal navideña y comienza un sentimiento de extraña felicidad y nerviosismo propio de una edad pasada en la que la ilusión era la nota imperante por estas fechas.

Tal vez sea esta la clave, la retrocesión sufrida, para poder acceder a una realidad alternativa en la que se nos abre una puerta conectada directamente con nuestra imaginación, sólo debemos cerrar los ojos fuertemente y abrirlos lentamente.

Poco a poco se va haciendo la luz, el blanco cegador va dando paso a un blanco más comedido, sombras y siluetas comienzan a definirse e incluso parecen ordenarse de la manera más agradable posible ante nuestra mirada.



Todos quieren ser partícipes de la fantasía, contagiados por nuestra ilusión se alinean para una imagen familiar en la que nadie puede faltar...todos ellos arropados ante el brazo protector del patriarca, el cuál les ofrece amparo y cobijo a todos ellos...¡¡ya está lista para enmarcar!!



Tan diferentes pero en el fondo tan iguales...altos, bajos, grandes, pequeños, estirados, retorcidos, esbeltos, rechonchos...pero de igual belleza. Una belleza pura, sin distinción entre los individuos, homogénea...sin necesidad de recurrir a ningún medio, incluso despojados de sus hojas y flores resultan de una hermosura sin igual.



Al igual que a nosotros les gusta jugar, da igual a qué, imaginación no es lo que les falta...el frío no es impedimento para verles corretear entre la nieve, no al sprint, puesto que su ritmo es muy pausado, pero eso no les desanima para alejarse del resto y experimentar nuevas sensaciones.



Esto es lo que os encontraréis si cruzáis la puerta.

El por qué es sencillo, pero el cómo es más complicado...intentaré explicarlo con las palabras de mi amiga Ana :

"PENSAR es estar continuamente en lucha con los contrarios, en la dualidad malo-bueno, bonito-feo. CONTEMPLAR es estar en la unidad de conciencia, donde desaparecen los contrarios.

El pensamiento es el último retazo de la luz. La mente contemplativa está en los primeros reflejos de la luz. La idea es contemplar directamente de la luz".


No os preocupéis si no encontráis el camino a la primera, dar rodeos o perderse no es malo, así que hasta entonces os lo mostraré yo...y recordad que esta puerta está presente en todos los lugares y abierta al público cualquier día y hora.



6 comments 6 comments »    ( 3007 views )      permalink      ( 3 / 1912 )
La soberbia del árbol
24 February, 2010, 08:00 - -Blanco y negro, -Bosque/montaña, -Cascadas/ríos, -Largas exposiciones, -Niebla, -Vizcaya, Citas/textos
Dicen que hace muchísimo tiempo a los árboles no se les caían las hojas Y sucedió que un anciano iba vagando por el mundo desde joven, su propósito era conocerlo todo. Al final estaba muy pero que muy cansado de subir y bajar montañas atravesar ríos, praderas y andar y andar

De manera que decidió subir a la más alta montaña del mundo, desde donde, quizás, podría ver y conocerlo todo antes de morir.

Lo malo es que la montaña era tan alta que para llegar a la cumbre había que atravesar las nubes y subir más alto que ellas. Tan alta que casi podía tocar la luna con la mano extendida.

Pero al llegar a lo más alto, comprobó que solo podía distinguir un mar de nubes por debajo suyo y no el mundo que deseaba conocer.

Resignado decidió descansar un poco antes de continuar con su viaje.

Siguió andando hasta que encontró un árbol gigantesco. Al sentarse a su gran sombra no pudo menos que exclamar:
-¡Los dioses deben protegerte, pues ni la ventisca ni el huracán han podido abatir tu grandioso tronco ni arrancar una sola de tus hojas!
-Ni mucho menos, -contestó el árbol sacudiendo sus ramas con altivez y produciendo un gran escándalo con el sonido de sus hojas-, el maligno viento no es amigo de nadie, ni perdona a nadie, lo que ocurre es que yo soy más fuerte y hermoso. El viento se detiene asustado ante mí, no sea que me enfade con él y lo castigue, sabe bien que nada puede contra mí.
El anciano se levantó y se marchó, indignado de que algo tan bello pudiese ser tan necio como lo era ese árbol.

Al rato el cielo se oscureció y la tierra parecía temblar
Apareció el viento en persona: -¿Qué tal arbolito? -rugió el viento-, así que no soy lo bastante potente para ti, y te tengo miedo? ¡Ja, ja, ja!
Al sonido de su risa todos los arboles del bosque se inclinaron atemorizados.
-Has de saber que si hasta ahora te he dejado en paz ha sido porque das sombra y cobijo al caminante, ¿No lo sabías?
-No, no lo sabía.
-Pues mañana a la luz del sol tendrás tu castigo, para que todos vean lo que les ocurre a los soberbios, ingratos y necios.
-Perdón, ten piedad, no lo haré más.
-¡Ja, ja, ja, de eso estoy seguro, ja, ja ja!

Mientras transcurría la noche el árbol meditaba sobre la terrible venganza del viento. Hasta que se le ocurrió un remedio que quizás le permitiese sobrevivir a la cólera del viento.
Se despojó de todas sus hojas y flores. De manera que a la salida del sol, en vez de un árbol magnífico, rey de los bosques, el viento encontró un miserable tronco, mutilado y desnudo.

Al verlo, el viento se echó a reír, cuando pudo parar le dijo así al árbol:
-En verdad que ahora ofreces un espectáculo triste y grotesco. Yo no hubiese sido tan cruel, que mayor venganza para el orgullo que la que tu mismo te has infringido, de ahora en adelante, todos los años tu y tus descendientes, que no quisisteis inclinaros ante mi, recuperarás esta facha, para que nunca olvidéis que no se debe ser necio y orgulloso.

Por eso los descendientes de aquel antiguo árbol pierden las hojas en otoño. Para que nunca olviden que nada es más fuerte que el viento.



(La soberbia del árbol, leyenda tibetana)



4 comments 4 comments »    ( 2791 views )      permalink      ( 3 / 2166 )
Goteo de agua
22 January, 2010, 13:31 - -Blanco y negro, -Cascadas/ríos, -Largas exposiciones, -Vizcaya, Citas/textos
Lo que yo siento por ti, es amor
Ganas que me hace nutrir el corazón
droga que me hace inmune ante el dolor
gotas de agua dulce, rayo de sol


Gotas de agua dulce, Juanes.



Desde que creé la web monocromática, [ Monochrome Project ] , mi intención ha sido dejar este blog para las fotografías en color, pero antes de despedirme hasta la próxima semana me gustaría postear en paralelo y desearos un buen fin de semana.

Un abrazo y gracias por pasaros.



3 comments 3 comments »    ( 2998 views )      permalink      ( 3 / 3053 )
Poema al mar
05 January, 2010, 07:32 - -Blanco y negro, -Fuerza del mar, -Toque humano, -Cantabria, Citas/textos
Escúchame mar:
ahora me voy. Me voy
pero no te dejo
porque es imposible dejar el corazón
y llevarse tan solo el cuerpo...

Me voy hacia tierra adentro
pero llevo pegado a los costados
todo tu mundo abierto de promesas
que has dejado colgadas
de mi alma mensajera.

Y llevo tus olas y la furia
de tus vientos contrapuestos,
y la sangre de tus gentes laborantes
y de las gentes que se pierden
en tu frontera maldita.

Y llevo tu magia y tus misterios,
colores y el ronroneo incesante
de la música de tu cuerpo
cuando choca con el aire
o cuando besa las arenas soñadoras
de las playas recelosas.
Y llevo, sobre todo y más que nada,
llevo todas tus promesas
y todos tus silencios...

Te llevo, mi mar,
hacia donde la tierra
huele y sabe a materia prometida,
donde el viento choca con las rocas
y el agua no tiene salitre
ni peces, ni algas, ni cangrejos...

Pero te llevo hasta la próxima.


LUIS E. PRIETO





3 comments 3 comments »    ( 1587 views )      permalink      ( 2.9 / 1958 )

<<First <Back | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | Next> Last>>