El paso del tiempo
11 August, 2010, 22:11 - -Blanco y negro, -Largas exposiciones, -Toque humano, Arquitectura / Escultura, -Madrid
Desde que tengo uso de razón me he preguntado ¿qué es el tiempo y dónde reside su auténtica esencia? Esencia, que hoy en día para mí, sigue siendo un misterio sorprendente y eterno.

Me he desesperado en su espera, me he angustiado con su rapidez y me he obsesionado con poder detener su paso.

¿Quién determinó que debía existir semejante abstracción, que nos somete a su causa y efecto, de una manera tan subjetiva según se goce o se sufra? ¿Por qué las horas, los minutos y los segundos cabalgan imparables hacia su destino?

El paso del tiempo es la semilla que plantamos en cada una de las etapas de nuestra vida: nos motiva, nos permite ser felices e infelices, dudar, temer, desconfiar y recuperar la fe perdida, nos hace entrar en crisis, nos hace odiar y amar, caernos mil veces y levantarnos milagrosamente con la fuerza suficiente para seguir hacia delante, porque lo difícil no es detenerlo sino aceptarlo como un potencial de realización personal y dejar de sentirlo como un enemigo poderoso para convertirlo en un aliado justo.

Dejarse llevar por él resulta tan beneficioso como doloroso dependiendo de los retos a los que nos enfrentemos, pero aun sintiéndonos vencidos en algunos momentos es inevitable recorrer el camino transitado por obstáculos y regalos, risas y llantos, luz y oscuridad, principio y final porque en la dualidad hallamos nuestra autenticidad, introduciéndonos en un universo físico y mental donde cualquier cosa puede hacerse realidad.

El día antecede a la noche y la noche persigue al día, la primavera busca al verano y el verano corre al encuentro del otoño que musitando en el carrusel del tiempo espera paciente al gélido invierno, y así, sin descanso, circulan por el devenir de la rueda cósmica una sucesión de cambios que en nuestra propia piel notamos, y en nuestra alma añoramos, con la esperanza de que nazcan nuevas ilusiones, crezcan nuevos sueños, lleguen a su madurez nuestros pensamientos, decaigan nuestros fracasos y mueran nuestros miedos.





Este pequeño fragmento llamado “ El paso del tiempo”, pertenece a la escritora Felicidad López Villa, un estupendo artículo en el que la autora expone magistralmente cómo percibe ese inevitable avance del tiempo.

Fotografía tomada en El Retiro madrileño durante una exposición de 25 segundos aprovechando el movimiento de las barcas.




3 comments 3 comments »    ( 1716 views )      permalink      ( 3 / 3108 )
La rosa de los vientos...
22 July, 2010, 15:27 - -Blanco y negro, -Largas exposiciones, -Toque humano, Retratos, Arquitectura / Escultura, -A Coruña, Citas/textos
Los pensamientos que acuden a mi mente cuando corro se parecen a las nubes del cielo. Nubes de diversas formas y tamaños. Nubes que vienen y van, pero el cielo siempre es el cielo. Las nubes son sólo meras invitadas. Algo que pasa de largo y se dispersa. Y sólo queda el cielo. El cielo es algo que, al tiempo que existe, no existe. Algo material y, a la vez, inmaterial. Y a nosotros no nos queda sino aceptar la existencia de ese inmenso recipiente tal cual es e intentar ir asimilándola...
Así lo describe Haruki Murakami en "De qué hablo cuando hablo de correr" mientras escucha música de los Lovin´Spoonful.
La vida es una carrera de fondo. En el libro relata un episodio desagradable para él en el que corriendo un maratón se vio en la necesidad de recorrer parte del trayecto caminando mientras otros participantes le adelantaban, para recuperar de nuevo las energías y terminar el recorrido corriendo aunque el tiempo no fuera el apropiado para sus objetivos y así termina por reconocer que en la autopista de la vida no es posible circular siempre por el carril de adelantamiento.

Existen momentos en que debemos detenernos, incluso permanecer sentados, a ras de tierra, sabiendo que a nuestras espaldas puede que una rosa de los vientos nos oriente hacia la dirección que debemos seguir. Mirar y fijar nuestro punto de mira en esa Torre de Hércules que cada uno llevamos en nuestro interior y que no es otra que nuestra propia existencia, y alguna que otra leyenda que guardamos atesorada en el interior de ella.

Mientras disfruto de mi propia existencia me quedo con la música de....el sabor de...el tacto de....y fijo mi mirada en....





Quiero agradecer este maravilloso texto a Ana Madariaga, quien ha captado a la perfección la esencia de la imagen y os invito a seguir su magnífico blog Burbuja Fuxia, en el que fusiona los momentos cotidianos de su vida con un toque de fantasía que da como resultado unas estupendas historias.

Gracias de nuevo Ana y espero que os guste esta fusión de materias.







2 comments 2 comments »    ( 2937 views )      permalink      ( 3 / 939 )
La vida nos trae...
09 June, 2010, 07:57 - -Fuerza del mar, -Largas exposiciones, -Toque humano, Retratos, -Capbreton
La vida nos trae experiencias, novedades, retos, etapas y pone nuevos proyectos en nuestro horizonte...siempre afrontándolos con el mayor optimismo, ilusión y con una gran sonrisa, sin temor al futuro y deseando que nuestro camino vaya en la dirección elegida y que se cumplan nuestros sueños más anhelados.

De mientras esperaré mirando al mar, el mismo que tantas alegrías me ha dado...





add comment add comment »    ( 1139 views )      permalink      ( 3 / 6177 )
Antiguo cargadero
21 April, 2010, 17:38 - -Blanco y negro, -Fuerza del mar, -Largas exposiciones, -Toque humano, -Cantabria
La mayoría de mis fotógrafos preferidos segmentan sus galerías por países; NY, Japón, India y Egipto son sólo unos pocos lugares por los que han pasado dejando como recuerdo instantes casi únicos.

Yo soy de esas personas que me gusta descubrir lugares, variar, peinar cada metro de costa o de montaña en busca de ese algo que llame mi atención y aunque no sea el paisaje más bello del planeta con un poco de imaginación podría pasar como alguna de las fotografías de esos países que tanto me gustan ver.

Estas tomas tal vez podrían ser un antiguo cargadero de mineral del norte de Europa, fruto de la época de la revolución industrial, pero está más cerca de casa de lo que os imagináis.



Mientras llega el día de visitar lugares lejanos, seguiré afilando el ingenio e intentaré estar atento a todos esos pequeños detalles que nos rodean, ya que al fin y al cabo son los que nos ayudan a romper la rutina y seguir tirando hacia delante.





4 comments 4 comments »    ( 2078 views )      permalink      ( 3 / 5248 )
El hombre del túnel
12 April, 2010, 07:45 - -Toque humano, Arquitectura / Escultura, -Cantabria, Citas/textos
Avanzaba a trompicones durante lo que me parecieron horas, días enteros, palpando las húmedas paredes de esa angosta cavidad sumida en la más profunda oscuridad sin saber a dónde iba, desorientado, con esperanza de dar con el camino correcto de aquellos interminables pasadizos que se ramificaban cada pocos metros.

El nerviosismo y la histeria aumentaban a cada paso, la extenuación y el pánico hacían que las piernas se volvieran temblorosas y descoordinadas bajo un irregular suelo que en más de una ocasión me llevó a desplomarme y magullar mis maltrechas rodillas, pero el dolor y el escozor que emanaba de ellas era algo secundario, no había tiempo para lloros ni lamentaciones, la prioridad no era esa...había que seguir avanzando...

El recuerdo de cómo y por qué comenzaba a emborronarse, los pensamientos no estaban claros pero sí le recuerdo a él, el causante de esta situación, la ira recorría mi cuerpo y era consciente de cómo se me aceleraba el corazón al visualizar su angulosa y huesuda cara...¿Por qué yo? ¿Era realmente una casualidad o era fruto de una meticulosa planificación? La paranoia comenzó a brotar, las piezas iban encajando torpemente, tal vez esa fuera la respuesta, aquella tarde de verano de hace dos lejanos meses...

Un nuevo tropezón frenó en seco mis elucubraciones, esta fue la gota que colmó el vaso, tendido en el suelo las lágrimas comenzaron a recorrer mis mejillas; cada vez era más consciente de que ese sería el último lugar que vería...tras tomarme un tiempo para desahogarme, nuevamente me puse en pie.

Tal vez fuera un delirio, pero percibía un ambiente más limpio, menos cargado, como si la salida estuviera cerca...tras más de una decena de pasos un ápice de luz se vislumbraba en aquel pasadizo infinito, nuevamente el corazón se aceleró, el pausado ritmo de mi caminar se tornó en carrera avanzando ágilmente hacia la luz...los ojos no eran capaces de asimilar la ingente cantidad de luz del fondo de la galería tras tanto tiempo en la más absoluta negrura.

Poco a poco comenzaba a distinguir los detalles de los pedregosos pasillos que había recorrido durante horas, días...el túnel descendía ligeramente, me impedía ver de dónde provenía aquel resplandor, seguí andando hasta que por fin vi aquello que llevaba tanto tiempo ansiando, la salida.

Estaba cerca, las lágrimas humedecían mis ojos y entorpecían la visión, cien metros me separaban de la libertad...de repente frené en seco, todo mi cuerpo se estremeció, una sensación de frío me invadió...me quedé paralizado al discernir una figura humana entre la luz, envuelta en lo que parecía un halo místico, pero no era eso lo que sentía.

De pronto dio un paso hacia mí y fue entonces cuando le reconocí; era él, el hombre de cara huesuda y angulosa...el cerebro me ordenaba correr pero las piernas no respondían; se acercaba a mí...no quería volver a las tinieblas, pero no había más remedio, sin duda prefería eso a estar frente a él.

Volví a adentrarme en las entrañas de su morada, el único sonido que alcanzaba a escuchar era el de sus lentas pisadas tras de mí, una nueva sensación me embargó...una enorme frustración, casi pude tocar con las yemas de los dedos la escapatoria.

Nunca creí que iba a apresurarme para volver adentro...noté su presencia, estaba realmente cerca, pero ni siquiera quería girar la cabeza, de nada serviría, era cuestión de tiempo que todo llegara a su fin...




Espero que os guste el pequeño relato que he escrito especialmente para esta fotografía, ya que creo que así lo merece y en vista a algún comentario, aclarar que no es un HDR, montaje o similar...es fruto de muchas carreras y del rango dinámico de la 5d MKII.



14 comments 14 comments »    ( 2581 views )      permalink      ( 3 / 3127 )
Los pilares del mar
31 March, 2010, 07:26 - -Blanco y negro, -Fuerza del mar, -Toque humano, Arquitectura / Escultura, -Cantabria
Tal vez la parte más mágica de la fotografía es que nos permite dejar volar la imaginación, ver donde no hay, reflexionar, sentir...y todo ello sin movernos de casa.

Quizá el fotógrafo sea la persona que más fantasea, ya que es quien imprime su visión y opta por transmitir unas determinadas sensaciones...un simple árbol puede ser una delicada figura rodeada de coloridas flores o una espeluznante sombra que contorsiona todo su cuerpo.

Esa es la clave de una fotografía, qué queremos mostrar y qué transmitir al resto.
La mayoría de las ocasiones esto es algo que no nos paramos a pensar de forma consciente, actuamos y todo fluye de manera armónica.
Este es un tema que traté con una amiga...cuando fotografiamos no hay que pensar hay que sentir.

El pensamiento vendrá a posteriori, surgirán las preguntas, comenzarán los análisis, un proceso que a menudo será transparente, observamos y aprendemos sin darnos cuenta, el tiempo nos va dando tablas en un mundillo en el que subsistimos a base de ilusión y esfuerzo a partes iguales.

Me despido de todos vosotros con una fotografía de esas que considero especiales y aprovecho para desearos un feliz Semana Santa.

Os leo a la vuelta...



Canon 5d MarkII, Canon 17-40, ND9, degradado neutro 3p y trípode.

PD: Agradecer a Eloisa Clara del Excmo. Ayuntamiento de Castro Urdiales toda la ayuda ofrecida para identificar esta fotografía.



8 comments 8 comments »    ( 2984 views )      permalink      ( 3 / 2191 )
Pequeño ángel
30 March, 2010, 08:59 - -Blanco y negro, -Toque humano, [ Monochrome Project ], -Vizcaya




4 comments 4 comments »    ( 2800 views )      permalink      ( 3 / 3070 )
Dos pasos
29 March, 2010, 07:47 - -Blanco y negro, -Bosque/montaña, -Niebla, -Nieve, -Toque humano, -Vizcaya, Citas/textos


Desubicado, camino difuminado.
Pasos helados hacia un futuro desolado.
Donde no hay nada mas allá
Que se puede desear.
Si me gritan ya no escucho
Si me avisan no voy a estar
Si alguien me recuerda…
Pienso iluso.
No me van a recordar.
Faltan solo ya dos pasos
Para desaparecer,
Me llevo el fracaso
Y el buen hacer.
Unos bolsillos llenos de espacio
Y un deseo escaso.
Volver.


Txema Pinedo (visitad su nuevo blog, Versos Descolocados)



9 comments 9 comments »    ( 2223 views )      permalink      ( 3 / 2227 )

<<First <Back | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | Next> Last>>