El paso del tiempo
11 August, 2010, 22:11 - -Blanco y negro, -Largas exposiciones, -Toque humano, Arquitectura / Escultura, -Madrid
Desde que tengo uso de razón me he preguntado ¿qué es el tiempo y dónde reside su auténtica esencia? Esencia, que hoy en día para mí, sigue siendo un misterio sorprendente y eterno.

Me he desesperado en su espera, me he angustiado con su rapidez y me he obsesionado con poder detener su paso.

¿Quién determinó que debía existir semejante abstracción, que nos somete a su causa y efecto, de una manera tan subjetiva según se goce o se sufra? ¿Por qué las horas, los minutos y los segundos cabalgan imparables hacia su destino?

El paso del tiempo es la semilla que plantamos en cada una de las etapas de nuestra vida: nos motiva, nos permite ser felices e infelices, dudar, temer, desconfiar y recuperar la fe perdida, nos hace entrar en crisis, nos hace odiar y amar, caernos mil veces y levantarnos milagrosamente con la fuerza suficiente para seguir hacia delante, porque lo difícil no es detenerlo sino aceptarlo como un potencial de realización personal y dejar de sentirlo como un enemigo poderoso para convertirlo en un aliado justo.

Dejarse llevar por él resulta tan beneficioso como doloroso dependiendo de los retos a los que nos enfrentemos, pero aun sintiéndonos vencidos en algunos momentos es inevitable recorrer el camino transitado por obstáculos y regalos, risas y llantos, luz y oscuridad, principio y final porque en la dualidad hallamos nuestra autenticidad, introduciéndonos en un universo físico y mental donde cualquier cosa puede hacerse realidad.

El día antecede a la noche y la noche persigue al día, la primavera busca al verano y el verano corre al encuentro del otoño que musitando en el carrusel del tiempo espera paciente al gélido invierno, y así, sin descanso, circulan por el devenir de la rueda cósmica una sucesión de cambios que en nuestra propia piel notamos, y en nuestra alma añoramos, con la esperanza de que nazcan nuevas ilusiones, crezcan nuevos sueños, lleguen a su madurez nuestros pensamientos, decaigan nuestros fracasos y mueran nuestros miedos.





Este pequeño fragmento llamado “ El paso del tiempo”, pertenece a la escritora Felicidad López Villa, un estupendo artículo en el que la autora expone magistralmente cómo percibe ese inevitable avance del tiempo.

Fotografía tomada en El Retiro madrileño durante una exposición de 25 segundos aprovechando el movimiento de las barcas.




3 comments 3 comments »    ( 1545 views )      permalink      ( 3 / 2851 )

<<First <Back | 19 | 20 | 21 | 22 | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | Next> Last>>