Polluelo de halcón peregrino en Vizcaya
15 June, 2009, 08:50 - -Niebla, -Aves, -Vizcaya
La fotografía de aves me encanta y todas esas impresionantes imágenes que vemos, albergan muchas horas de estudio y sobretodo muchas horas dentro del hide a la espera de ese momento.
Yo soy un fotógrafo dinámico y las pocas veces que he probado a estar en un observatorio de aves, se me ha hecho tremendamente largo.

Siempre decimos que la suerte en la fotografía no se da, pero paseando con Maitena observé que en un risco cercano había un par de aves de gran tamaño.
Me acerqué y vi que eran un par de rapaces, un ejemplar adulto y un polluelo, me acerqué lentamente para que no levantaran el vuelo, pero al poco, el ejemplar adulto se marchó y el pequeño se quedó sólo.

Me acerqué todo lo que pude y el polluelo se mostró tremendamente confiado, por lo que estuve un buen rato captando todos los gestos y posiciones que me ofrecía.
Era un día soleado de cielo raso y de repente entró una bocanada de bruma del mar y como por arte de magia, nos vimos rodeados por una densa niebla con la que a penas teníamos una visibilidad de diez metros.



Canon 30d, Tamron 200-500 (a 500mm, f/9. 1/250 segundos e ISO 200) y trípode.

Después de consultarlo, el polluelo pertenece al género de Halcón peregrino (Falco peregrinus), subespecie brookei.
Esta especie es un ave de presa de gran tamaño, que como principal característica cuenta con una velocidad de vuelo de 100 km/h, llegando hasta los 300km/h cuando efectúa un ataque en picado durante la caza, siendo por este motivo el animal más rápido del mundo.
Parece ser que los polluelos inician el vuelo de 35 a 42 días tras la eclosión, y según me han indicado, el polluelo tiene aproximadamente tres meses de vida.



Canon 30d, Tamron 200-500 (a 450mm, f/9. 1/250 segundos e ISO 200) y trípode.

Los primeros encuadres más cerrados los hice con la 30d, ya que su 1,6x hacía que el 500mm se convirtiera en un 800mm, pero creía que con la 5d a pesar de perder mucha focal ganaría en calidad, pero no fue así.
Noté una menor nitidez y aumento de halos, por lo que se demuestra que esta cámara es realmente exigente con las ópticas.

La espera al padre se le hacía larga, y en ocasiones cerraba los ojos durante unos segundos, pero no llegó a dormirse.



Canon 5d MarkII, Tamron 200-500 (a 500. f/10, 1/400 segundos e ISO 200) y trípode.

Me imagino que el adulto habría ido a cazar y el polluelo esperaba su cena, pero los últimos instantes que estuve allí, se mostraba intranquilo, constantemente piaba y miraba al horizonte a la espera de que regresara el padre con la comida en el pico.



Canon 5d MarkII, Tamron 200-500 (a 500. f/8, 1/250 segundos e ISO 200) y trípode.

Me sentí tremendamente contento de haber podido fotografiar en esas condiciones a un ejemplar tan bello de rapaz, y según indica la Diputación de Vizcaya, a una de las 44 parejas que habitan en la provincia.

Esta vez incluyo el making off de la mano de Maitena, que una vez más tuvo gran paciencia.





4 comments 4 comments »    ( 7375 views )      permalink      ( 3 / 849 )

<<First <Back | 27 | 28 | 29 | 30 | 31 | 32 | 33 | 34 | 35 | 36 | Next> Last>>