Éxtasis entre la niebla
17 August, 2009, 07:28 - -Bosque/montaña, -Niebla, -Vizcaya
Recuerdo este día a la perfección, era un día gris de Junio y tenía unas ganas bárbaras de ir a hacer fotos. Salí de trabajar, pasé por casa a coger el equipo y me fui al Gorbea. Esperaba que en la parte superior hubiera niebla, pero al poco de pasar la pirotecnia Astondoa la niebla hizo acto de presencia y al poco la visibilidad fue casi nula.

En el parking de Pagomakurre un guarda forestal me preguntó que a dónde iba y demás preguntas de rigor, lo que me hizo ver que no era el mejor día para subir al monte.
Estaba convencido de que no tendría ningún problema en seguir el marcado camino que había subido decenas de veces, pero reconozco que en un punto tuve mis serios problemas para encontrar la senda correcta y estuve dando vueltas un buen rato, ya que como he dicho antes, no se veía nada.

Después de más de una hora de subida entre la insistente lluvia llegué al hayedo, un espectáculo de luces y sombras que pocas veces había vivido.



Canon 5d Mk II, Canon 17-40 (a 26mm, f/8, 1.6 segundos e ISO 100), funda de agua, trípode y pola.

Como os imaginaréis, fotografiar con niebla no es molesto, pero con lluvia la cosa cambia. Andar con la funda de agua y el paraguas es tremendamente engorroso, ya que buscar encuadres un poco atípicos y movernos mucho se vuelve complicado.



Canon 5d Mk II, Canon 17-40 (a 25mm, f/8, 2.5 segundos e ISO 100), funda de agua, trípode y pola.

Cuando hay niebla y el día está tan cerrado, las luces son suaves y no se necesita emplear ningún filtro degradado. El que sí que es conveniente es el polarizador, que aunque tal vez se coma algo de niebla, nos ayudará a eliminar el reflejo de la hojarasca y de los troncos (recordad que llovía).



Canon 5d Mk II, Canon 24-70 (a 57mm, f/8, 1/4 segundos e ISO 100), funda de agua, trípode y pola.

Estar allí sólo, entre un mar de niebla con las sinuosas siluetas de las hayas trasmochas es algo casi mágico, que observarías durante horas. Pero hay veces que el querer retratar estos bellos paisajes nos llevan a no poder disfrutar del lugar todo lo que quisiéramos, aunque el recuerdo que nos llevamos vale con creces la pena.



Canon 5d Mk II, Canon 24-70 (a 32mm, f/8, 0.5 segundos e ISO 100), funda de agua, trípode y pola.

Al llegar relativamente tarde la presión añadida es grande, porque como había tenído problemas al subir el temor a que anochezciera a mitad de camino me hizo ir a contrarreloj y hacer fotos un poco más típicas, todas con el trípode alto y con un esquema compositivo similar.



Canon 5d Mk II, Canon 24-70 (a 70mm, f/8, 0.6 segundos e ISO 100), funda de agua, trípode y pola.

La bajada la hice sin problemas y conseguí llegar todavía con mucha luz. Un día de esos que te hacen estar contento del momento vivido...




1 comment 1 comment »    ( 2072 views )      permalink      ( 3 / 3058 )

<<First <Back | 27 | 28 | 29 | 30 | 31 | 32 | 33 | 34 | 35 | 36 | Next> Last>>